NOTICIAS

El sueño azulgrana de ellas

El primer equipo de la SD Huesca Femenino, líder imbatido tras 16 partidos, es la punta de lanza de un proyecto que en muy poco tiempo ha crecido por encima de las expectativas

21/01/2019 17:02

En junio de 2017 era apenas un proyecto, un plan aún sin materializar que recogía la intención de formalizar una sección femenina en la SD Huesca. Hoy, 19 meses después, la SD Huesca Femenino cuenta con cuatro equipos: desde el conjunto benjamín, pasando por el alevín de fútbol 8 y el filial, hasta un primer equipo que es referente en la provincia y aspira a lo máximo en el Grupo 1 de la Liga Territorial Aragonesa. Líderes imbatidas, con pleno de victorias después de 16 duelos, con 81 goles a favor y apenas seis en contra, en solo cinco encuentros han vencido por la mínima. El último, en el derbi de Huesca ante el Peñas Oscenses (0-1 a favor) de ayer, toda una demostración de que las azulgranas también saben ganar sufriendo.

“El objetivo del equipo es lograr el ascenso a Segunda División -afirma la entrenadora Verónica Rodríguez-.Tanto el cuerpo técnico como las jugadoras estamos muy concienciadas de que lo queremos conseguir. Las chicas se lo merecen, aunque somos conscientes de que es algo complicado porque el nivel de la fase de ascenso va ser muy exigente”. 

Ahora mismo ocupan la primera plaza del Grupo 1, ocho puntos por encima de la UD Aragonesa A (segundo clasificado) y con un colchón de 16 puntos para mantenerse en las tres primeras plazas, que dan acceso al play-off de ascenso. Tras el final de la fase regular el 31 de marzo, llegará el tramo decisivo con los seis mejores equipos de los dos grupos (los tres mejores de cada uno) de la Liga Territorial Aragonesa, que se medirán a doble vuelta en una liguilla tras la que solo ascenderá uno. “Allí habrá jugadoras con mucha experiencia en la categoría, en Segunda e incluso en la Liga Iberdrola”, asegura Rodríguez.

Un futuro esperanzador
Las aragonesas forman un grupo “excepcional de jugadoras, y el ambiente que se respira tanto en los entrenamientos como en el vestuario favorece el buen hacer los domingos”. Reconoce que hace “dos o tres años ni siquiera pensaba que la SD Huesca Femenino podía existir, pero sabía que este proyecto iba a ser algo grande”. Verónica, exjugadora tanto en categoría territorial como nacional, es por ese motivo aún más consciente de los cambios que está viviendo el balompié femenino hacia la profesionalización, con nuevos talentos, más mujeres federadas y un crecimiento imparable "que todavía puede ser mayor con más visibilidad pública y apoyo de todas las instituciones. El Mundial absoluto que se disputará en Francia desde el próximo 7 de junio será un buen baremo para comprobar hasta dónde ha llegado el fútbol femenino y cuáles será los siguientes pasos".

Sobre sus jugadoras, la entrenadora no duda de que “perciben lo que están viviendo y lo que ocurre a su alrededor. Tienen la suerte de vivir el crecimiento del fútbol femenino en primera persona y me gusta la ambición que se respira. Saben que las cosas no siempre han sido así y las más veteranas son las primeras en contar al resto que hasta hace poco esto era algo impensable”. Por último, Verónica Rodríguez plasma con palabras el sueño azulgrana de ellas. “Me gustaría ver que el proyecto sigue creciendo, con nuestro equipo asentado en Segunda División y una cantera potente con vistas de futuro. ¿Por qué no jugar en Primera?”.