ES
SD Huesca B

La SD Huesca B afronta un partido de máximo nivel ante el CD Ebro

Los jugadores de Sebas Martínez quieren dar continuidad a sus dos últimos buenos resultados ante uno de los equipos más fuertes de la Tercera RFEF (DOM 11:00h.)

La Base Aragonesa de Fútbol acogerá uno de los grandes duelos de la jornada en la Tercera RFEF aragonesa, la SD Huesca B recibirá al CD Ebro, un duelo entre dos equipos que quieren estar posicionados en las zonas más altas de la clasificación. Los azulgranas ocupan actualmente la sexta posición de la clasificación mientras que los arlequinados son cuartos. Sin embargo, la diferencia en la puntuación todavía es más cercana, tan solo un punto de diferencia. Es más, cuatro son los puntos que hay entre el liderato y el filial oscense. Una situación clasificatoria en la que las distancias son mínimas entre los seis primeros clasificados, algo que demuestra la igualdad y el poco margen de error que tienen las plantillas para estar en la parte más alta. 

Los altoaragoneses se reencontrarán con el conjunto de La Almozara después del descenso de categoría la campaña pasada. No se veían las caras desde la temporada 2021/22, etapa en la que el filial militaban en el grupo III de la Segunda RFEF junto a los zaragozanos. Esa fue la única en la que se midieron, empatando el Huesca B de visita con un resultado sin goles y cayendo en Grañén por 1-2. Será la primera vez que se crucen en el grupo aragonés, y ambos lo harán con la intención de sumar de tres para verse más cerca del objetivo. 

Como prácticamente todos los equipos aragoneses, los dos clubes vienen de sufrir baches en la primera parte de la competición liguera. Es más, ambos vienen de reconducir sus dinámicas. El CD Ebro volvió a ganar el fin de semana pasado después de cuatro partidos, lo hizo en casa del Tamarite (2-4); por otro lado, el Huesca B se levantó de sus dos derrotas consecutivas contra el Almudévar y Binéfar venciendo también a los tamaritanos y logrando un buen punto en Cuarte, pese a merecer más en un campo dónde todavía los verdes no han perdido.