NOTICIAS

Peleando hasta el final

La SD Huesca empata a uno en el feudo del Villarreal CF en un partido que pudo llevarse al final y que le deja a siete puntos de la permanencia con solo nueve en juego

28/04/2019 20:45

La SD Huesca no pudo lograr el ansiado triunfo en su visita al Estadio de la Cerámica y se tuvo que conformar con el empate a un tanto en el partido de la 35ª jornada de LaLiga Santander que le enfrentó al Villarreal CF. Los oscenses fueron mejores en el último cuarto de hora de cada tiempo, pero de nuevo su falta de efectividad en el área les condenó a conformarse con unas tablas que ponen ahora la permanencia todavía más complicada.

En la primera mitad, el conjunto azulgrana no encontró su mejor versión y lo pagó con el tanto de Fornals a la media hora de juego. Fue el punto de inflexión para una SD Huesca que comenzó a manejar el balón y a llegar con peligro al área castellonense. Primero, Gallego cabeceó rozando el larguero un centro de Ferreiro; tres minutos después, Herrera remataba desde dentro del área haciendo intervenir a Andrés Fernández y, ya con el 45’ cumplido, Enric Gallego tenía la mejor ocasión en un gran contragolpe azulgrana que acabó con el punta catalán rematando de nuevo ligeramente alto con una chilena desde fuera del área cuando el portero local había salido a tapar la llegada del Chimy Ávila.

Mediada la segunda parte, Francisco buscó mayor dinámica en ataque con la entrada de Melero y Cucho por Gallego y Juanpi –Miramón tuvo que retirarse lesionado en la primera mitad– y la SD Huesca encontró el mayor acicate con un nuevo golazo del Chimy Ávila en el 77’. El argentino remató de forma acrobática un gran centro de Moi Gómez, puso el empate en el marcador y dio paso a los mejores minutos oscenses.

Volcada sobre el área del Villarreal, la SD Huesca hizo méritos de nuevo en la parte final de un partido para llevarse algo más que un punto, especialmente con una clarísima oportunidad del Cucho Hernández, cuyo remate en el área pequeña se estrelló contra el portero local. Los azulgranas buscaron con ahínco el triunfo hasta el descuento –en el que Pulido fue expulsado por derribar a Fornals cuando se marchaba solo hacia Santamaría–, pero el gol de la victoria no llegó y la permanencia ahora se queda a siete puntos con solamente nueve en juego. Un milagro en el que toda la afición altoaragonesa –1.200 incondicionales se desplazaron hoy hasta Villarreal– sigue creyendo porque la SD Huesca nunca rebla.