NOTICIAS

Noche redonda para volver a la victoria

Un 'hat-trick' de Rafa Mir permite lograr el primer triunfo a domicilio del curso (1-3), con una gran actuación colectiva

29/01/2021 22:13

Llegó. El primer triunfo a domicilio. La primera victoria de la era Pacheta. Y el primer ‘hat-trick’ de la SD Huesca en Primera División, obra de Rafa Mir. Pero llegó también la inyección de moral que se necesitaba. El refuerzo a mucho trabajo. La satisfacción de mostrar nuevamente una gran solidez defensiva, y la convicción de que es posible. Los azulgranas volvían a cantar victoria, sabiendo que este es el camino.  

El José Zorrilla vivía un duelo de necesidades, que en caso del Huesca se veía salpicado de numerosas bajas. Pero buscó Pacheta el once más solvente en una convocatoria más corta, pero que se demostró efectiva. Así dibujó un trivote con Mikel Rico y colocó en punta a Okazaki con Rafa Mir, que se reveló goleador del partido. De hecho, pudo hacer el primero ya en el minuto dos de juego, en la primera aproximación a la meta rival, tras un robo de Javi Galán. Sirvió de aviso para un gran inicio azulgrana, donde también Maffeo y después Siovas de cabeza, pudieron abrir el marcador antes de cumplirse el cuarto de hora. Sacó entonces una mano clave Álvaro Fernández para salvar un tanto que hubiera cambiado el rumbo de un encuentro que poco a poco se fue alfombrando para los azulgranas.

Así, en el 36 llegó el primero de Rafa, cuando empujó a la red un gran centro de Maffeo desde la derecha, que dio una inyección de moral a los azulgranas, en el primer tanto del 2021, que les permitió irse al descanso con ventaja.

Fue justo tras la reanudación cuando empezó la SD Huesca a dictar sentencia. Nuevamente fue Rafa Mir, en otra gran conexión con Maffeo. Esta vez el delantero controló encarando la portería, para ponerla rasa y ajustada al palo, aprovechando la salida del portero. No hay dos sin tres, y menos de diez minutos después, Rafa firmó el ‘hat-trick’, batiendo a Masip desde el borde del área, tras un gran desmarque.

El contundente marcador y los movimientos en el banquillo abrieron el partido, pero la SD Huesca ya había hecho el trabajo, y apoyando también en un gran Álvaro Fernández, supo mantener la ventaja hasta el desenlace. Fue en el descuento, ya en el 91 cuando Toni Villa puso el 1-3 definitivo.