NOTICIAS

Mensajes que reconfortan a los mayores en Yéqueda

En la residencia de La Abubilla han habilitado un correo para poder mandar fuerza y apoyo a sus residentes, todos afectados por el COVID-19

31/03/2020 18:00

Una carta, un dibujo o un poema puede tener a veces un poder enorme e incluso terapeutico. Porque si en algo coinciden en señalar aquellos que han superado el coronavirus es en que, además de las inevitables dolencias físicas, uno de los aspectos más duros lo representa la sensación de soledad que acarrea el aislamiento obligatorio. El alto grado de riesgo de contagio que tiene la enfermedad, obliga a los que la padecen a no tener contacto con nadie, a excepción del personal sanitario convenientemente protegido y eso puede ser tremendamente doloroso si se alarga.

Esto lo saben de primera mano en la residencia La Abubilla en Yéqueda, que desde el pasado 23 de marzo solo acoge a personas mayores afectadas por el COVID-19, y que ha puesto en marcha una iniciativa con el fin de reconfortar además de a los propios enfermos como a los trabajadores. Para ello, han habilitado un correo electrónico como buzón para todo tipo de mensajes destinados a ellos. “Buscamos muestras de apoyo y solidaridad tanto a los pacientes como al personal de la residencia. Pueden ser cartas, dibujos, audios, poemas… Nuestro personal recogerá estos mensajes y los hará llegar a sus destinatarios”, explican desde el centro. Este correo electrónico activo para ello es todosaldrabien@residencialaabubilla.com.

Desde la residencia animan a todo el mundo a que envíe sus mensajes, como una forma más de solidaridad. “Conocemos en la voluntad real de ayudar que tiene la gente, con su participación en diferentes iniciativas, como los aplausos colectivos o los mensajes en los balcones. Aunque la mayor ayuda que podemos ofrecer de frenar la curva y cuidar a los mayores es quedarnos en casa, podemos ofrecer también este apoyo en forma de mensaje”.

El centro La Abubilla estaba a punto de abrir sus puertas cuando se decretó el estado de alarma. Fue entonces cuando el Gobierno de Aragón planto el confinamiento en cuatro residencias en todo Aragón. Esta en Yéqueda, con representaba una opción perfecta, al estar todavía vacía pero totalmente preparada.