NOTICIAS

La victoria de la SD Huesca B no impide el descenso

Los azulgranas se imponen por 4-3 al RCD Espanyol B, pero el triunfo del Brea les deja sin opciones de mantener la categoría con solo una jornada por disputarse

08/05/2022 17:33

Victoria amarga para la SD Huesca B, que pese a aferrarse a la salvación con uñas y dientes, el resto de resultados de sus rivales directos le han llevado a despedirse de la Segunda RFEF. Los azulgranas vencieron al Espanyol B en un auténtico partidazo (4-3), en el que los altoaragoneses se tuvieron que poner por delante hasta en cuatro ocasiones para cerrar la temporada en Grañén con un triunfo, que no pudo evitar el triste final.

El equipo, consciente de todo lo que se jugaba, lo peleó hasta el final para mantenerse en la categoría. La puesta en escena no pudo ser mejor, tampoco la actitud. Los oscenses salieron a por sus rivales, con un juego muy dinámico y con claridad en el ataque. Pese a la ausencia como titular de Carlos Kevin, su máximo goleador, en el minuto 4 el filial ya se puso por delante. Tras una buena combinación desde el centro del campo, un gran Pol Prats llevó a los nuestros a hacer el primero de la mañana. El atacante sirvió un buen balón a un pillo Jordi Cano que no perdonó el 1-0.

Pocos minutos después, el propio Jordi Cano tuvo varias acciones para aumentar la distancia. También Pablo Tomeo pudo imponerse a balón parado. Pero el rival, que también se jugaba mucho en la zona alta, se revolvió para apagar el dominio altoaragonés. Los pericos hicieron la igualada por medicación de Nabil a cinco minutos de llegar al descanso (1-1). El partido se fue al descanso en tablas y con todo muy abierto.

Con dos equipos que jugaban muy bien al fútbol, nadie dudaba en que iba a ser un partidazo, y así fue. Un carrusel de goles convirtió la segunda mitad en una montaña rusa de emociones. Con la entrada de Carlos Kevin y Ronald tras volver de vestuarios, los oscenses siguieron con su plan, que no era otro que ganar y esperar el resto de resultados. Dani Sandoval dio vida al filial en el minuto 50 (2-1). Pero poco duró la alegría, ya que en cuestión de dos minutos, el conjunto barcelonés empató la contienda con un gol de Antoniu (2-2).

Pero lejos de bajar los brazos, el filial fue a por el Espanyol. Dani Aso refrescó el centro del campo y dio entrada a Alberto Fuentes por Sergio Carrasco. El Huesca B lo siguió intentando y llegó el tercero, Jordi Cano hizo que los nuestros tomaran la delantera con un zapatazo desde lejos de la portería blanquiazul, siendo imparable para el meta (3-2). Aunque de nuevo, la zaga local volvió a pecar de lo mismo. Dos minutos del tercer gol de los aragoneses, el rival, a remolque, empató por tercera vez (3-3).

Sin tiempo para lamentarse, el equipo se empeñó en querer sumar el triunfo. Aunque para ello, tuvo que ponerle algo de épica. Adu Adell fue expulsado con doble amarilla, tras frenar una contra visitante. Y poco después, el filial logró ponerse por delante, ya de forma definitiva. Gracias al Hat-Trick de Jordi Cano, que tuvo una mañana de lo mas inspirada (4-3).

El equipo defendió el resultado con uñas y dientes ante un rival que se jugaba el ascenso directo, y lo consiguió. La SD Huesca B hizo los deberes, pero al no depender de sí mismos, otros resultados acabaron con el sueño de la permanencia en Segunda RFEF. Una andadura impensable temporadas atrás, y que se ha convertido en un aprendizaje para la cantera.