NOTICIAS

La SD Huesca se va de vacío de Lugo

A pesar de la remontada inicial, dos tantos en el tramo final dejan sin puntos a los azulgranas, que enlazan una nueva derrota en LaLiga SmartBank ante el CD Lugo (3-2)

13/09/2021 22:12

La SD Huesca se marchó de vacío del Anxo Carro en un partido loco, que tuvo primero una remontada con firma oscense en apenas cuatro minutos justo antes del descanso, pero que encajó otra en el tramo final en solo tres, el 83 y el 86. El CD Lugo impuso su condición de local y dejó a los azulgranas sin puntos por tercera jornada consecutiva, en la 5ª jornada de LaLiga SmartBank (3-2). Fue un día para olvidar para el cuadro de Nacho Ambriz, que se centra ya en la visita del CF Fuenlabrada del domingo. A seguir luchando.

Debutó Ignasi Miquel con la camiseta azulgrana, en la gran novedad en el once de la SD Huesca, supliendo la ausencia del sancionado Pulido. También Mosquera retornó a la alineación inicial, dentro de la elección de Ambriz para encontrar en el Anxo Carro el punto de inflexión después de enlazar dos malos resultados. No pintaba la tarde apacible para la SD Huesca. Ni por la intensa lluvia que caía sobre el Anxo Carro, ni por el temprano gol que recibía. Se adelantó el Lugo a través de Gerard Valentín cuando solo se cumplía el minuto cinco de juego, y a los de Ambriz les tocaba de nuevo ponerse el mono de trabajo para remar en contra. Les tocó y lo hicieron, aunque les costó salir de la tela de araña, tejida con la máxima intensidad, que había planteado el cuadro gallego para lograr su primer triunfo.

Un buen disparo de Florian Miguel, en combinación con Marc Mateu, pareció espolear al equipo azulgrana, que tras el gol había visto cómo el rival seguía exigiendo a Andrés Fernández. Y así, en una de las aproximaciones, Gaich forzó una falta lateral que Ferreiro colgó y Barreiro desvió para que se metiera en su propia portería. Empezaba un nuevo encuentro con media hora de juego ya disputada, y los de Ambriz ya se habían acomodado sobre el césped del estadio gallego. Comenzó entonces a fluir el juego, y solo ocho minutos después, Escriche le dio la vuelta al marcador, rematando en el segundo palo un córner que sirvió Marc Mateu, y que permitió a la SD Huesca irse al vestuario por delante en el marcador.

No amedrentó la remontada al rival, y el Lugo quiso repetir guión en el arranque de la segunda parte, pero el Huesca reajustó su presión para solventar la intensidad con la que el Lugo volvió al campo, en busca del balón que les metiera de nuevo en el marcador. Aguantaron los oscenses el chaparrón, tanto literal, pues no cesó la lluvia durante todo el encuentro, como en forma de ocasiones rivales, ya que el Lugo puso peligro sobre la portería de Andrés Fernández cuando se cumplían los veinte minutos de la segunda parte. Movió entonces el técnico de la SD Huesca su banquillo, dando entrada por primera vez a Isidro Pitta como referencia ofensiva de su equipo. De hecho, pudo asistir el paraguayo a Marc Mateu en una jugada que terminó en córner. Pero no cesó el asedio del conjunto local, y finalmente encontró premio, con un tanto de Barreiro, en un balón que se escapó en el área pequeña. Apenas tres minutos después consumó el Lugo su remontada por medio de Cuéllar.