NOTICIAS

La SD Huesca B se revela en Almudévar con una gran victoria

El filial azulgrana se lleva los tres puntos en casa del líder con un gol de penalti de Rafa Tresaco

10/10/2022 11:26

Visitar La Corona era todo un reto para los azulgranas, y la SD Huesca B cumplió con creces (0-1). Los dirigidos por Sebas Martínez tiraron de personalidad para hacerse con el timón de un encuentro en el que acabaron sometiendo a la AD Almudévar. Levantándose así de una derrota muy ajustada ante uno de los opositores a la zona alta y demostrando que este grupo joven tiene muchas cosas que decir. En sus primeros minutos en competición liguera, Rafa Tresaco provocó, chutó y anotó un penalti decisivo que dio tres puntos vitales.

Invicto y sin encajar goles, esa era la carta de presentación del rival al que se iba a enfrentar el filial azulgrana. Sin embargo, poco le importó a un equipo joven que quiere más. Con numerosas bajas y cambios en el once, el Huesca B compitió de tú a tú en casa de uno de los equipos más en forma de la categoría. Los nuestros salieron con un 4-4-2 bien marcado. Almerge pasó a ser central y Ángel Pérez ocupó la posición de lateral, acompañando a los habituales Bernárdez y Mata. Toguet repitió titularidad en el eje, compartiendo puesto con un Escario más liberado. En bandas se mantuvo un Abizanda que estuvo bastante participativo, y Nick Butler, que partía por primera vez de inicio. La formación finalizó con Diego Aznar y el juvenil Antonio Sánchez formando pareja. Todo, con un banquillo que disponía de hasta cuatro juveniles y guardando en la recamara a Rafa Tresaco y Asier Seijo, que volvían a la convocatoria. 

El partido iba a requerir una plena exigencia física del equipo, factor que cumplieron desde el pitido inicial planteando una presión alta. En la primera parte hubo ocasiones para ambos equipos, pero faltaba claridad en las áreas. El filial lo intentó por las bandas y en la estrategia. Por momentos, dificultaron el juego del Almudévar, que tuvo que optar por el juego directo, creando también sus acciones de peligro. Siendo este, el único "pero" del equipo en los primeros 45', pues por momentos dieron vida a un equipo local experimentado que se aprovechaba de errores atrás. 

En la segunda mitad, la ambición de los oscenses no cesó. Los nuestros querían llevarse la victoria y fueron ganando terreno al rival. Las pocas veces que llegaron los amarillos, el equipo gestionó muy bien las situaciones con solidez. A base de insistir llegaron las ocasiones, pero faltó concretar. Entonces, Sebas puso toda la carne en el asador para lograrlo. El técnico dio entrada a Tresaco y Seijo. Ambos ayudaron y aportaron más llegada. El Almudévar se quedó con uno menos tras una fuerte entrada por detrás a un Pérez que comenzaba un contragolpe.

Con uno menos, el Huesca B siguió atacando, teniendo como protagonista a Tresaco. El serrablés, peleó un balón en largo con la defensa rival, se deshizo de los adversarios y se plantó solo en el área ante el portero. Entonces, el meta rival arrolló al delantero y se pitó penalti. Tras una fuerte discusión, el árbitro expulso al portero y se tuvo que colocar bajo palos un jugador de campo, al no quedarle cambios a los locales. Tresaco tuvo su oportunidad y no falló (0-1), dando en el descuento una victoria que son más que tres puntos. Finalizando una cita que en el cómputo general mereció la escuadra azulgrana, gracias a una admirable entrega física y voluntad en ataque de todo el conjunto.