NOTICIAS

Imparables hacia el ascenso de categoría

La SD Huesca B afronta sus primeros play-offs de ascenso en Tercera División, tras una temporada regular donde solo han caído derrotados tres veces, finalizando como segundos clasificados

27/03/2021 18:50

"Lo digo todos los días pero es que es verdad, tiene mucho mérito lo que hacen nuestros chicos", aseguró Dani Aso respecto a su equipo. Y no es para menos, el filial azulgrana ha terminado la primera fase del curso entre los diez equipos de España con mayor puntaje de toda la categoría, algo que cobra especial valor si tenemos en cuenta que era su temporada de debut en Tercera División.

La superioridad que ha tenido la SD Huesca B en todos sus partidos viene dada del trabajo de una plantilla totalmente renovada y joven, que tan solo tiene 21'4 años de media de edad. Manuel Galán, uno de los jugadores azulgranas que más minutos ha disputado, confiesa el éxito del grupo: "Se debe en parte a nuestro modo de juego. Nuestro estilo nos ha dado mucho durante todo el año. La propuesta del míster desde el principio era querer tener el balón y dominar los partidos. Todo eso es lo que nos ha hecho conseguir estar entre los primeros". Además, añadió que el ambiente también ha sido clave: "El buen rollo en el vestuario es total. Nos llevamos todos muy bien y competimos al máximo nivel en cada sesión. Da gusto vernos en el día a día, eso es lo más importante, prueba de ello es lo que se ve cada domingo".

El estreno en la categoría no fue nada fácil. Los azulgranas vivieron unas primeras tres jornadas donde la Tercera División les puso a prueba y consiguieron el refuerzo de un pleno de triunfos que les impulsó hacia lo más alto. Se estrenaron contra Binéfar en San Jorge, venciendo por 2-1 en el minuto 83, la primera visita fue a Pinilla, donde lograron llevarse los tres puntos en el 89, ante un Teruel que ha terminado líder; la tercera jornada fue más de lo mismo, los altoaragoneses tuvieron que remontar dos veces al Cariñena para llevarse la victoria, de nuevo en la recta final del encuentro. No sería hasta la cuarta jornada cuando conocieron la derrota, al enfrentarse al Illueca. "La competición te pone en tu sitio. Empezamos de una forma brillante, la victoria en la segunda jornada nos dio mucha confianza. Nos reafirmó todo lo que veníamos haciendo en pretemporada. Desde entonces esa mochila la hemos ido llenando de puntos. Aunque por la forma en que lo hicimos, la remontada en Cariñena, fue donde me di cuenta de que el equipo tenía argumentos para ganar a rivales mucho más rocosos o de experiencia", confesó Aso. En aquel momento el equipo vivió un punto de inflexión de lo más positivo, pues salvo la derrota contra el conjunto illuecano, los oscenses no volvieron a perder un partido en liga. El filial cerró 2020 con tres victorias consecutivas, nueve goles a favor y solo uno en contra. 

No obstante, a partir de ahí no se convirtió en un camino de rosas. Tras las vacaciones de Navidad y el inicio de un ilusionante y esperanzador 2021, no terminaron de arrancar. El equipo rescató puntos de visitas difíciles en las primeras cuatro jornadas de enero. Tuvieron que enfrentarse en casa del Belchite, Deportivo Aragón, Fraga y Atlético Monzón. A excepción de la victoria contra los fragantinos, el filial empezó perdiendo todos los encuentros y los acabó empatando. La racha irregular de resultados empezó después, con una derrota en casa ante los belchitanos, un empate contra Fraga y una abultada derrota en Binéfar. "Personalmente me quedaría con el empate contra Teruel en la vuelta, veníamos de un mazazo muy gordo en Binéfar. Ese partido fue clave, a partir de ahí nos alzamos de nuevo", declaró Galán. La plantilla volvió a dar síntomas de la primera vuelta tras ese empate sin goles contra el primer clasificado, aquella derrota sirvió para que el equipo se diera cuenta de sus defectos y a partir de ahí no concedió ni un solo punto: victoria contra Cariñena donde volvieron jugadores importantes, sumaron los tres puntos contra un Illueca al que volvía a arropar su público y una remontada agónica que culminaba la clasificación para los play-offs contra Valdefierro. 

El merecido premio de los 'play off'

Ahora, con la vista puesta en la fase de promoción, la SD Huesca B mantiene los pies en el suelo. "Intentaremos mantener nuestro trabajo para que estas últimas semanas nos podamos llevar el premio gordo", aseguró Dani Aso. Brea, Cuarte y Utebo serán los próximos rivales a batir, unas piedras por el camino que lleva al ascenso. "Esperamos tres equipos rocosos, trabajados y muy fiables en cada partido. Compiten contra todos sus rivales. Brea y Utebo tienen jugadores muy experimentados en la categoría, incluso de Segunda B. Cuarte tiene jugadores menos conocidos pero no por ello menos importantes, son futbolistas que se han ganado a pulso estas dos últimas temporadas, con un gran entrenador y una plantilla muy trabajada. Son rivales a tener en cuenta, espero partidos muy ajustados y difíciles. Son equipos que saben lo que hacen", analizó Aso. 

El Alcoraz acogerá la primera cita contra Cuarte, donde habrá cerca de 500 azulgranas animando a su equipo para lograr el ansiado ascenso. Un empujón de los aficionados puede ser determinante. Sin embargo, el técnico oscense prefiere ser cauto:  "Hay que tener los pies en el suelo, saber que esa ilusión nos tiene que dar más seguridad en lo que hacemos. Los partidos hay que jugarlos, los rivales también van a ir muy motivados por ser lo que somos y por el campo donde se va a disputar, pondrán un puntito más para llevarse la victoria. Eso sí, si somos mejores espero que el fútbol nos los devuelva con el ascenso de categoría". Sin duda, un premio al esfuerzo para todos los que forman parte durante años de un proyecto de filial que empezó en 2ª Regional, y que ha ido subiendo temporada a temporada de categoría.

"Tenemos que seguir con nuestro martillo pilón, con todo lo que llevamos haciendo desde el principio. Es el lema que nos ha dado todo y nos lo dará seguro", cerró un ambicioso Manuel Galán.