NOTICIAS

El Huesca suma un punto que sabe a poco

A pesar del ímpetu y las oportunidades oscenses, Mir puso en la segunda parte el empate definitivo tras adelantarse Burgos en la primera para la SD Eibar (1-1)

07/11/2020 14:39

La Sociedad Deportiva Huesca sumó un punto que supo a poco, visto el encuentro y las oportunidades acumuladas ante la SD Eibar, en la 9ª jornada de LaLiga Santander (1-1). Un gol de Rafa Mir en la segunda parte puso el definitivo empate, tras adelantarse en los primeros 45 minutos el cuadro armero por medio de Burgos. A pesar del ímpetu oscense, la victoria sigue siendo esquiva para el equipo altoaragonés justo antes del parón por encuentros internacionales. La visita a Pamplona en dos semanas está ya en el horizonte.

El Huesca arrancó con fuerza, valiente, incisivo por los costados e intenso en todas las líneas. Mikel Rico protagonizó los primeros acercamientos de peligro. Primero, con un disparo en el área al lateral de la red. Después, con un gol anulado por una mano previa de Siovas en la jugada. Javi Galán, un puñal por la izquierda, llevó al área dos balones en el 21' y el 23' que Borja García y Rico estuvieron cerca de enviar a gol, sin fortuna. A 10 minutos del descanso, el Huesca dispuso de una cuádruple ocasión, pero increíblemente ninguna acabó en las redes de un Dmitrovic inspirado. Fue un chut de Sandro, dos de Rico y otro más de Mir los que achicaron entre el meta y la zaga guipuzcoana. El colmo del infortunio llegó dos minutos después, con el tanto del Eibar después de un córner rematado por Burgos. La sensación al descanso era la de un Huesca superior, pero sin acierto y frustrado por una de las pocas ocasiones visitantes. 

Los azulgranas no reblaron en el segundo periodo y el tono del partido se mantuvo. El colegiado señaló un penalti inexistente sobre Oliveira que hizo contener la respiración de El Alcoraz, pero tras consultar el VAR corrigió su decisión y lo invalidó. El Huesca buscó con ahínco un empate que llegó finalmente en el minuto 66. Fue un centro magistral de Pedro López, acompañado por un cabezazo igual de bueno, picado y directo a la escuadra. No se conformaron los de Míchel con un punto, y hasta el final fueron detrás de una victoria que aún no llega.