NOTICIAS

El cumpleaños en cuarentena de nuestro socio más antiguo

Paco Solano, el socio número 1 de la SD Huesca, celebra sus 87 años de una forma que nunca hubiera imaginado pero arropado por su familia

02/04/2020 11:30

Paco Solano nació en 1933, es el socio número 1 de la SD Huesca y este jueves es su cumpleaños. Un cumpleaños muy diferente a los anteriores y es que, esta vez, no va a poder celebrarlo junto a su familia “en la finca”. Sin duda, lo que más echa de menos es eso, estar junto a sus cinco hijos y sus diez nietos, y el aire libre que le proporciona ese terreno a las afueras de la capital oscense.

Y, por supuesto, el fútbol. No en vano una de sus preocupaciones estos días es saber qué va a pasar con el campeonato de liga. Acostumbrado a ver a los azulgranas desde sus inicios, en distintas categorías y en campos de todo tipo, ha inculcado su pasión por el Huesca a sus hijos, todos socios del club, y echa de menos las tertulias sobre el devenir del equipo. “Siempre dice que este juego de ahora de tanto toque no le convence, es más de balón largo y centrar”, explica divertido Eloy, uno de sus hijos.

Siempre le ha gustado el fútbol, desde niño. Precisamente, le gusta contar la anécdota de que su padre le hizo socio, de la entonces Unión Deportiva Huesca, harto de que se colara a ver los partidos “por una acequia” en el campo de San Jorge.

Paco siempre ha vivido vinculado a la ciudad de Huesca donde ha tenido varios comercios y desde donde ha sido testigo de excepción de la evolución del club. “Habla emocionado de todos los logros y ver al equipo en Primera fue un sueño cumplido”, afirma su hijo.

Ahora, a sus 87 años recién cumplidos, le ha tocado vivir una situación que nunca se hubiera imaginado. Paco vive solo desde que enviudara hace seis años así que el confinamiento lo vive tranquilo en su casa, con las visitas constantes de sus hijos que se turnan para que esté todo el día acompañado y no tenga que salir de casa para nada. “Menos mal que estáis aquí” les dice quien vive con tristeza y preocupación lo que está pasando, no por él, sino por ellos.

Este jueves, Paco no puede reunir a su extensa familia en la finca pero los tiene y los siente cerca. Le han preparado un día especial, y mientras mira el escudo de la SD Huesca tallado en madera que preside su salón, y que fue un regalo de su anterior cumpleaños, cuenta los días para volver a El Alcoraz.

Ahí, le sigue esperando su asiento de Tribuna General.