NOTICIAS

Un penalti aplaza el objetivo

El Huesca cae víctima de una rigurosa pena máxima frente al Betis (1-0), y se jugará la permanencia en la última jornada en El Alcoraz

16/05/2021 19:02

Habrá que esperar. Un riguroso penalti alejó a la SD Huesca de una permanencia en Primera División que casi acariciaba con las manos. Los azulgranas no encontraron el premio de los puntos en un serio partido, marcado por la necesidad de los dos equipos. Los azulgranas con la voluntad de hacer historia manteniendo la categoría y el Betis buscando el pasaporte europeo. La moneda cayó para los sevillanos, gracias a la pena máxima que no pudieron neutralizar los intentos de los azulgranas en el tramo final.

Con dos jornadas para una permanencia. Así afrontaba la SD Huesca su visita al Benito Villamarín, aspirando a usar lo mínimo la calculadora y atender a la cuenta más clara posible, la de sumar de tres ante el Betis y alfombrando su objetivo, teniendo que mirar lo mínimo lo que ocurra en otros campos.

Repitió Pacheta el once que le había dado la victoria unos días antes frente al Athletic de Bilbao, en busca del mismo resultado. Pero pronto tuvo que tocar las fichas de su pizarra, con la temprana lesión de Vavro, en el siete de partido. Ocupó Gastón su lugar en la defensa. Se mantuvo la contundencia del equipo, que aguantó las llegadas de los locales, también apremiados por su necesidad de victoria para lograr sus objetivos.

Ganó metros la SD Huesca según avanzaron los minutos, buscando peligro con centros al área que no llegaron a encontrar la portería de Bravo para modificar el marcador. Murió así la primera parte, en una falta lejana que lanzó Sandro, pero se fue por encima del larguero.

Parecía empezar la segunda parte con el mismo guion, pero una acción muy dudosa de Gastón en el área cambió el sino del encuentro, al señalar el colegiado penalti y transformar Borja Iglesias. Con media hora por disputar, movió Pacheta el encuentro con un triple cambio: Escriche, Sergio Gómez y Pedro López.

Quiso el Huesca, y Sergio Gómez se acercó al poste de Bravo en el disparo tras un córner. Cayó Siovas en el área tras un cabezazo tardío, pero no señaló el colegiado pena máxima esta vez. A falta de diez minutos para el final, sacrificó Pacheta un central, precisamente el tocado Siovas, para dar salida a Mosquera y buscar la ofensiva sobre la portería local. Lo intentó el Huesca, que jugó en el área de Bravo en los minutos finales. Pero la necesidad llamó a la garra, por encima de la precisión, y tras una tarjeta roja para Escriche, el partido murió con el 1-0 final, dejando todo por decidir el próximo domingo en El Alcoraz.