NOTICIAS

Tres puntos de oro en el último suspiro

Javi Galán da el triunfo a la SD Huesca en la última acción, después de un gran partido en La Romareda, con numerosas ocasiones

29/06/2020 22:47

Javi Galán se convirtió en el héroe de la Romareda, al aprovechar un rechace para disparar a bocajarro, cuando el partido ya moría en La Romareda. El fútbol devolvió a la SD Huesca la suerte que había arrebatado solo unos días antes. Los de Míchel suman así tres puntos vitales en sus aspiraciones de ascenso directo, que los colocan en la tercera posición. 

El encuentro comenzó vibrante, acorde tanto al nivel de los contendientes como a la expectación generada por una auténtica final de derbi aragonés. Intenso, con duelos equilibrado, balones divididos en lucha y un ritmo alto. El primer tiempo fue claramente azulgrana, más acertados y con mayor presencia en campo rival. Esa presencia se transformó en múltiples acercamientos peligrosos, el primero de ellos un doble remate de Okazaki antes de los primeros 10 minutos de juego. En el 22', Pulido remató alto de cabeza un gran centro de un Ferreiro omnipresente. El gallego estaba en todas. Entregó un gran balón pasada la media hora de duelo a Mikel Rico, cuyo chut obligó a Cristian Álvarez a una gran parada que evitó el 0-1. En el 34', fue Pedro López quien centró con maestría a Rafa Mir y solo el larguero repelió el cabezazo a gol del murciano. Eran los mejores minutos altoaragoneses. A pesar de eso, Kagawa tuvo una clara opción antes del ecuador del choque.

Tras el descanso, el Huesca mantuvo su actitud. Sergio Gómez y Eugeni entraron por Mikel Rico y Juan Carlos. Valderrama dispuso de una clara ocasión en la frontal, con un disparo raso y colocado que se fue por la izquierda de Álvarez. Los blanquillos respondieron: Luis Suárez se topó con la madera con un chut cruzado en el 63'. Pasaron los minutos y el ritmo bajó, como también el número de acercamientos a ambas áreas. En el 82', El Yamiq cabeceó en una jugada a balón parado, con mucho peligro pero fuera de la meta visitante. Cristo la tuvo en jugada individual cerca de tiempo cumplido, pero topó con Álvarez. Parecía que el partido iba a morir sin contentar a ninguno de los dos equipos, pero apareció entonces Javi Galán, que había saltado al campo minutos antes, para desatar la locura en la SD Huesca.