NOTICIAS

Los 300 de El Alcoraz se celebran con victoria

La SD Huesca ha sabido ganar a un rival de entidad como es el Real Valladolid (1-0), protagonizando un encuentro completo, vistoso y muy activo. Importante triunfo para celebrar los 300 partidos en la categoría.

24/09/2017 14:26

La SD Huesca lograba imponerse al Real Valladolid 1-0 este domingo y celebrar los 300 partidos en la categoría con una victoria. Un triunfo importante, tanto por la entidad del rival como por la buena imagen del equipo sobre el terreno de juego, muy compacto y sin apenas dejar margen de maniobra a su oponente.

Lo avisaba Rubi: el Real Valladolid está en su máximo apogeo. Por eso, el mérito es todavía más importante. La SD Huesca ha sabido ganar a un gran equipo, protagonizando un encuentro activo, vistoso y con mucha implicación.

El gol de Melero en el minuto 37, las importantes intervenciones de Remiro y un equipo sin apenas fisuras eran las claves para que los tres puntos se hayan quedado en casa.

Rubi daba continuidad a la medular que alineó en la pasada jornada en León, con Aguilera, Sastre y Melero. La novedad en el once era la presencia de Ferreiro en el costado izquierdo.

En el inicio del partido, ambos equipos querían tomar el mando y, el dominio de balón, iba alternando. El Valladolid daba el primer aviso pero la mano de Remiro lo evitaba. A partir de ahí, los azulgranas contraatacaban empezando a generar más ocasiones de ataque, preámbulo del tanto local.

Tras una asistencia de Edison Rescaldani, Melero ajustaba la pelota por el lado derecho de la portería poniendo el 1-0 en el marcador. De ahí al descanso, aún tuvo nuevas oportunidades pero se iba a los vestuarios con ventaja por la mínima, augurando una emocionante segunda parte.

Y así fue, el Huesca seguía intentándolo y al Valladolid le costaba superar la sólida barrera oscense. Rubi introducía a Alexander por Edison y, después, a Vadillo por Ferreiro y a Luso por Melero. El Pucela hacía lo propio con tres cambios claramente ofensivos pero no logró la igualada. En el 83, salía Michel H. por doble amarilla quedándose los blanquivioletas con diez, algo que pareció darles impulso para lanzarse a la ofensiva en los minutos finales pero con pocas ocasiones reales. Finalmente, tres importantes y merecidos puntos para el equipo oscense, que se reencuentra con la victoria de la mejor manera.