NOTICIAS

La SD Huesca se va sin premio de Riazor

Pese a adelantarse al inicio y al empuje en una gran segunda parte en busca de la remontada, los golazos del Deportivo dejaron sin validez el de Mir (2-1)

05/07/2020 18:07

La Sociedad Deportiva se marchó de vacío del Estadio de Riazor a pesar de un inicio fulgurante en el que Rafa Mir adelantó a los azulgranas. Todo ocurrió en la primera mitad: el tanto del murciano y dos golazos del RC Deportivo de la Coruña (2-1), que se llevó los puntos pese al gran empuje de los de Míchel en todo el segundo periodo. Pero el larguero, el meta rival y la falta de fortuna impidieron sumar al Huesca en una lucha por el ascenso que solo ha dejado atrás una hoja del calendario. Sin reblar, los azulgranas seguirán peleando a falta de cuatro partidos.

No pudo iniciarse el choque de mejor manera para los intereses visitantes. Cumplido el minuto 7, Rafa Mir cabeceó con potencia a gol (el quinto desde el regreso del parón) un centro sublime de Miguelón en el corazón el área. El duelo, bonito desde el principio, trajo enseguida una oportunidad de aumentar la ventaja de los altoaragoneses con un cabezazo de Josué Sá que no encontró portería. Como respuesta, los deportivistas lograron la igualada casi en el minuto 20 gracias a un zurdazo desde media distancia de Aketxe, dificilísimo para Álvaro Fernández. El duelo, igualado y con momentos para ambos equipos, siguió intenso, mientras los dos buscaban dominar con el balón. Justo antes de la pausa de hidratación, los intentos del Huesca cristalizaron en ocasión con un chut de Sergio Gómez después de un saque de esquina en corto. Dani Giménez tuvo que esforzarse para detenerlo. La mala noticia llegó a tres minutos del descanso, cuando el Dépor volvió a firmar otro golazo: esta vez fue Christian Santos quien, con un golpeo acrobático con la bota, de espaldas a la portería, batió la meta visitante por la escuadra.

La reanudación trajo a un Huesca con fuerza renovada, insistente, empecinado en lograr rápido el empate. Y lo mereció: dos chuts peligrosísimos de Sergio Gómez, tiro al larguero de Cristo, gran disparo de Luisinho con la derecha lamiendo el palo... Casi media decena de ocasiones que no tuvieron la fortuna de finalizar. Pasaron los minutos y el marcador no variaba, pero no era por la falta de entrega ni de ocasiones. Los gallegos reculaban ante el empuje oscense jugada a jugada. En el 74', Rafa Mir lo tuvo cerca con un derechazo que se fue por poco a la derecha de Giménez. Dos dobles cambios de Míchel agitaron al equipo, que siguió con vigor en busca de un empate que no llegó.