NOTICIAS

La SD Huesca se queda en la orilla en Lugo

Los azulgranas igualan un 2-0 en contra por medio de Okazaki y Miguelón, pero los locales ganan gracias a un cabezazo de Peybernes a 20 minutos del final (3-2)

19/10/2019 19:16

La SD Huesca hizo lo más difícil en el Anxo Carro, pero se quedó en la orilla de la remontada cuando el partido se le presentaba a favor con un hombre más en el campo. El CD Lugo se impuso en la 12ª jornada de LaLiga SmartBank gracias a un gol de Peybernes en el minuto 70, para dejar en nada el meritorio empate que habían conseguido los visitantes con los goles de Okazaki y Miguelón. Un partido loco, muy abierto, que tuvo las expulsiones primero de Rahmani y después de Josué Sá.

Los azulgranas vivieron un complicado primer periodo en la capital lucense, donde, sin recibir un aluvión de ocasiones en contra, encajaron dos goles en los minutos 9 y 37. El primero llegó en la continuación de un córner, en un centro cuyo remate repelió en primer lugar Álvaro Fernández, pero José Carlos aprovechó al rechace para abrir el marcador. Los oscenses presionaron al rival para intentar robarle el balón y crear ocasiones, pero no llegó ninguna clara salvo un disparo de Mikel Rico desde media distancia. Las malas noticias siguieron con el penalti de Josué que revisó el colegiado, advertido por el VAR, y convertido por Herrera. En la última jugada del partido, Rico vio cómo se le anulaba un gol por fuera de juego previo de Ferreiro.

La expulsión de Rahmani por doble amarilla después de un golpe a Miguelón avivó las esperanzas de sacar algo positivo del feudo albivermello a la vuelta de vestuarios. La reacción fue inmediata: en 10 minutos, la SD Huesca puso la igualada. Okazaki remató a gol un centro de Miguelón y el propio lateral hizo el 2-2 después de recibir un pase largo por detrás de la defensa de Pulido. La expulsión, también por doble amarilla, de Sá, equilibró en número a ambos equipos y sirvió de acicate para los locales, que se adelantaron con un cabezazo de Peybernes. Okazaki, Sergio Gómez y Jorge Pulido tuvieron en sus botas el empate en los últimos 15 minutos del duelo, pero el gol no llegó y los oscenses se marcharon de vacío de unno de sus estadios talismán.