NOTICIAS

La SD Huesca B cede en casa ante el CD Ebro

A pesar del buen papel de los azulgranas y del gol de Manu Rico igualando el tanto inicial de Álex Altube, Iván Elena marcó el gol de la victoria para los arlequinados a falta de 6’ para el final (1-2)

24/04/2022 16:12

La SD Huesca B cae derrotada contra el CD Ebro en el Municipal de Grañén (1-2). El filial dio muy buena imagen en su antepenúltimo partido en casa, sin embargo, se toparon ante un rival que fue efectivo en las pocas ocasiones que tuvo. Manu Rico igualó el tanto inicial de Álex Altube, pero Iván Elena marcó el gol de la victoria para los arlequinados a falta de 6’ para el final.

Los azulgranas salieron decididos al terreno de juego. Cada partido a estas alturas de la temporada es una final, y los nuestros se lo tomaron al pie de la letra. En los primeros compases, pese a tener una posesión repartida, el centro del campo altoaragonés rindió a un nivel superior. Los de Dani Aso jugaron a un ritmo elevado, con una posesión fluida y encontrando los espacios en la defensa zaragozana. La banda izquierda fue un puñal, la principal vía por la que el equipo llegaba a la portería defendida por Loscos.

Carlos Kevin pudo adelantar al filial en el primer minuto del encuentro. Por la izquierda, Jordi Cano y Edu Adell servían muy buenos pases al propio ariete y a Esteban Aparicio. Pero en ninguna de aquellas acciones entró el balón. El partido no iba encaminado a una derrota para el filial. Sin embargo, en la última jugada de la primera mitad, el Ebro aprovechó su oportunidad para adelantar a los suyos con un gol de Álex Altube (0-1).

Tras la vuelta de los vestuarios, los oscenses siguieron insistiendo. En el 48’, el colegiado no señaló mano del Ebro dentro del área, después de ejecutar el Huesca B una falta lateral. Con el paso de los minutos, Dani Aso siguió apostando por volcar al equipo a la portería maña e introdujo cambios. Metió a Alberto Fuentes por Pablo Tomeo, y sustituyó a uno de sus laterales, dando entrada a Roberto Barba por Edu Adell. El filial mantuvo sus llegadas. La más clara, la tuvo Manu Rico desde el pico del área. Con el aire a favor,  el oscense probó a chutar y el balón se envenenó, obligando a Loscos a estirarse. Poco después, el canterano obtuvo fortuna y logró hacer la igualada que estaba buscando. Anotando en su tercer partido consecutivo (1-1).

Cuando más cerca estaba el equipo en darle la vuelta al partido, se llevó el mazazo definitivo. El Ebro, sometido en toda la segunda mitad, logró marcar el segundo por mediación de Iván Elena (1-2). En los últimos minutos, los azulgranas no dejaron de colgar balones para poner las tablas. Pero no hubo acierto, tampoco fortuna. Perdiendo tres puntos que les habrían dejado a un punto de la salvación. Al filial le toca no reblar en estas últimas tres jornadas para lograr la permanencia.