NOTICIAS

En recuerdo de Javier Camarón

Lasaosa y Petón reviven la enorme trascendencia del segundo futbolista con más partidos en la historia de la SD Huesca, fallecido ayer en la capital oscense

09/09/2018 10:00

Leyenda azulgrana, Javier Camarón falleció ayer en Huesca a la edad de 60 años víctima de un cáncer. El futbolista oscense deja un recuerdo imborrable en una ciudad y un club en los que permanecerá para siempre. Solo el actual capitán del equipo, Juanjo Camacho, supera los 371 encuentros disputados con la camiseta de la SD Huesca, cifra que durante más de dos décadas ha marcado el récord de partidos jugados con la elástica azulgrana.

En la entidad oscense jugó en Segunda División B y Tercera, pero durante la temporada 1983-84 llegó a competir en la categoría de plata en las filas del Rayo Vallecano, casualmente el rival de la SD Huesca el próximo viernes en el estreno de El Alcoraz en LaLiga Santander. Además, en sus dos últimas temporadas en el club aragonés ocupó el cargo de preparador físico, aplicando los conocimientos como licenciado en Educación Física y su experiencia en el atletismo, donde fue un gran especialista en decatlón, disciplina en la que llegó a ser internacional.

Camarón subió al primer equipo de la SD Huesca en la temporada 1976-77 junto a otro joven emergente, Agustín Lasaosa, actual presidente de la entidad. “Realmente fuimos de la mano desde los 15 años–recuerda Lasaosa–.Comenzamos jugando en el Dosa (Salesianos) y pasamos también juntos después al Lamusa antes de que nos fichara el Huesca”. En el filial del conjunto azulgrana, Camarón y Lasaosa se ganaron un puesto en el primer equipo en 1977: “Solo pudimos estar una o dos temporadas juntos en el primer equipo porque yo me marché a probar suerte fuera de Huesca en el futbol profesional y Javier se quedó aquí. Pero años después volvimos a reencontrarnos como rivales cuando él jugaba en el Rayo y en el Alcalá y yo, en otros equipos como el Logroñés o el Tenerife”.

Para el actual presidente de la SD Huesca, el fallecimiento de Camaron ha supuesto un mazazo”: “Siempre decimos lo mismo en estas situaciones: que si era una gran persona, que si es una gran perdida…, pero es que en el caso de Javier hablamos de un referente no solo para el club, sino también para la ciudad. Era, ante todo, un enamorado del deporte, y una persona muy querida en Huesca. Siempre ha estado muy cerca del club y ha seguido muy de cerca nuestros éxitos de los últimos años”.


Petón: “Del fútbol, lo que más le gustaba era el Huesca”
También José Antonio Martín ‘Petón’ coincidió durante varias temporadas con Camarón en su época de futbolista, en una relación que fue más allá del compañerismo de vestuario: “En mi primer entrenamiento con el equipo me dijo: ‘chaval, ¿qué tienes que hacer?’, me subió a su coche y nos fuimos a tomar unas coca-colas. A partir de ahí nos hicimos inseparables. Tres años después se marchó al Rayo porque yo conocía al entrenador, Manolo Peñalba, pero después regreso y volvimos a jugar varios años juntos”.

Petón, que no quiere centrar su recuerdo en el Camarón futbolista –“Hablar solo de Javier en el plano deportivo sería olvidar lo más importante, la persona”–, define con una nacionalidad las características como jugador del que fuera capitán azulgrana en centenares de ocasiones: “Diría que estábamos ante un futbolista alemán. Era un jugador con una condición física muy por encima del resto. Rápido, resistente, con gran capacidad de salto…” Sus cualidades le acercaban más al perfil de un atleta que al de un futbolista de la época. “Es que a él lo que de verdad le gustaba era el atletismo –sostiene Petón–. Del fútbol, creo que lo que más le gustaba era el Huesca”

El consejero azulgrana resume así sus memorias sobre su inseparable compañero: “Personalmente se va un gran amigo, mi otro verso, diría. Durante años, el centro del campo del Huesca era Petón y Camarón. Hasta rimábamos. Se nos va una persona extraordinaria, alguien que siempre estaba dispuesto a echar una mano para el Huesca. Javier nunca te fallaba”.

El funeral por Javier Camarón se celebra hoy domingo 9 de septiembre a las 17.00 horas en la iglesia Parroquial de Santiago Apóstol de Huesca y contará con una amplia representación de la SD Huesca, el club en el que dejó una imborrable huella que permanecerá para siempre en la historia azulgrana.